Duodécimo Programa:

fotoEspanaGuadalajaraMaratondecuentos2014

Estimado ser imaginario:

Una pluma cae al suelo a la misma velocidad que una yunque de hierro. Parece ser que nuestro mundo atrae a todos los cuerpos por igual, sin hacer distinción de masa, tamaño, credo o color. Una tierra igualitaria, podríamos decir. Supongo que tales evidencias refuerzan mi autoestima, mi tesón. ¿No crees, ser imaginario, que es estupendo saber, pase lo que pase, combatas donde combatas, que tu espada nunca tocará suelo antes que la de un gigante? Ah, y por supuesto, de tal evidencia podemos extraer, que el arriba y el abajo en el amor es solo una cuestión

 

Mundo del Cuento. Festivales.

Hace tiempo que quiero hablarte de los festivales del cuento. Para algunos es una obviedad, para otros algo totalmente nuevo. Efectivamente, España y sus pedanías está llena de eventos de celebración del relato, algunos con más transcendencia que otros, el de Guadalajara por ejemplo, que se celebra a mediados de junio, trae narradores orales de todas partes del mundo y mantiene su costumbre de pasar 2 días completos con sus horas, sus atardeceres, sus madrugadas, sin parar de contar historias. Te hablo de cientos de personas de todas las edades subiendo a un escenario y contando cuentos uno tras otro, para que no quede ni un segundo sin palabras.

Más cerca, en Úbeda, en el mismo mes, la asociación Malión realiza el Festival “En Úbeda se Cuenta”, más modesto y acogedor, donde se cuenta en las plazas y el público camina de una a otra, cual ratoncillos de Hamelín, guiados por un grupo de músicos.

Hay muchos de los que hablar, en Granada, por ejemplo, lleva 14 años el Festival de la Oralidad de Peligros, que durante gran parte de su historia se realizó ex aequo con el municipio de Albolote.

¿Y por qué le da a Arturo Abad por hablar de festivales a estas alturas? Pues por pura divulgación cultural, ¿Por qué iba a ser? No tiene nada que ver que dentro de dos semanas tenga que viajar a Tenerife para participar en el Festival Internacional del Cuento de los Silos, por favor, iba a hablar del tema de ello formas. Y ya qué has sacado el tema, espontáneo lector, déjame contarte que a principios de diciembre podrás encontrarme en Tenerife, en el festival internacional del cuento de los Silos. Puedes ver toda la información aquí:

http://www.cuentoslossilos.es/

El Minicuento:

Había una vez un jardinero que era conocido porque tenía el trasero de piedra.

  Por eso iba mucha gente a verle y le tocaban las posaderas con disimulo mientras regaba los surcos o mientras trabajaba en el invernadero.

-¡No se puede creer! -se decían unos a otros-. ¡Tiene el culo de piedra!

Y en sus flores ni siquiera se fijaban.

Franz Hohler

Y para terminar

Este cuento se lo sabía

una pulga de albacete

que vino por la autovía

en un coche de juguete.

SUBIR